Máx. 37° Min 23°

Martes 29 de Jul de 2014
 

Inicio

Directorio

Contactarnos

Secciones

Información de Cajeme

Publicidad

Infocajeme Página de Inicio

 

AL BAT: Buck Canel, Musulungo Herrera...
Jesús Alberto Rubio / jarubio@guaymas.uson.mx
Martes 25 de Marzo de 2008
Donde se encuentre Glauber Rojas.
Quizá en Puerto Cabello, Carabobo, Venezuela:


Mire:
Roberto “Musulungo” Herrera, quien vive en Miami, fue un excelente bat y como defensor en la receptoría, con su poderoso físico y espíritu de entrega, no le pidió nada a nadie. Nació el 21 de abril de 1936 en La Habana.
Sus inicios en la pelota profesional se remontan a 1955 cuando fue firmado por los Rojos de La Habana y los Cardenales de San Luis.
Tuvo la oportunidad de jugar con los Cardenales y cuando lo subieron a entrenamientos primaverales, pero un brazo lesionado le impidió quedarse y lo regresaron a Ligas Menores.
Su estancia en el béisbol de EU fue de siete años, incluyendo cuatro en triple A. Después de esa experiencia vendría a mostrar su talento al béisbol de Cuba, México, Venezuela, Nicaragua y Panamá.
Fue un cátcher de carácter jocoso y siempre supo ganarse el cariño de la afición.
Era el pelotero más pintoresco de la Liga Mexicana, con la sonrisa a flor de labio…. aunque no faltaba cuando discutía a su muy peculiar estilo con los ampayers.
Le movió un gran sentido de la vida; cantaba, manifestaba su alegría y jugaba con toda entrega a la pelota, su verdadera pasión.
Se distinguió por ser un bateador de poder y de porcentaje.
Para muestra, un botón:
En 1970 cuando jugando con los Leones de Yucatán conectó cuatro cuadrangulares en tres partidos seguidos (ante Torreón), estableciendo récord para el equipo yucateco.
Bateaba sobre los .300
“Musulungo” debutó en 1965 con Reynosa en la Liga Mexicana y su primera campaña bateó .353, 16 jonrones y 74 producidas. Al siguiente verano pegó .342.
El 68 y 69 jugó para los Pericos de Puebla y con ellos promedió .318 y .341.
Luego, entre el 70 y el 72 fue parte muy especial de los Leones de Yucatán con quienes pegó para .312, .318 y .327.
Hasta aquí, ¡siempre se mantuvo sobre la cifra mágica!
En el 73 con los mismos Leones bajó por vez primera de los .300 al promediar 254 y sus últimas dos temporadas logró .263 con Tampico y .289 con Coahuila.
Total, en 20 años, alcanzó un excelente .313, 111 jonrones y 588 impulsadas.
También incursionó en el ampayeo, una tarea que se marcó como nuevo reto.
Por fortuna, fue una gran decisión y, por su experiencia como pelotero, además de tomar cursos en México y EU, logró mantenerse en esa función ni más ni menos que 24 años. Ojalá y le llegue esta información, amigo Glauber.

Esto no se acaba hasta…
De nuevo Al Bat desde Coatzacoalcos el gran colega y amigo Héctor Zaragoza López:
Nos dice:
“El béisbol, considerado el rey de los deportes porque todos sabemos cuando inicia y desconocemos cuando termina, está lleno de misterios.
Cada día se puede escribir una página completa sobre una acción durante un inning, además de describir y hablar intensamente de ello, tal cual lo hacían hombres de la gran crónica radiofónica como Buck Canel (1), hoy en Cooperstown.
¡Recuerdo cuando Canel con su estilo decía, no se vayan que esto se pone bueno, estuviese ganando o perdiendo un equipo X en cualquier campo deportivo. Lo imitó el Mago Septién y lo mismo hizo “El Rápido” Esquivel. Ellos tenían la pimienta en la narrativa y por ello eran admirables.
Yo de pequeño deseaba ser como Buck Canel; qué manera de describir y enviar por la línea lo que sucedía en el campo. Hasta te hacían pensar que estabas presenciando el encuentro y éste salía con cada chascarrillo que se comentaba durante varios días.
Lo mismo que Septién o Esquivel y otro grande, Jorge "George White" Blanco de Merida, sensacional; hombre que narró desde Nueva York para la América Latina. Estos dos últimos, grandes compañeros, me admiraban y yo los admiraba a ellos. Jorge decía que debería de estar narrando con él en EU, sólo que no parlaba el inglis…
Ellos detallaron grandes hazañas del béisbol.
Servidos estimados lectores, que la sigan pasando bien y que no les pasen el STRIKINIKI”.

Eloy “Buck” Canel
1.- El 3 de Marzo de 1906 nace en Buenos Aires, Argentina, este célebre del micrófono cuando su padre era un agregado a la embajada de España en ese país sureño. Back, ciudadano norteamericano, tenía descendencia escocesa por parte de su papá y Asturiana por parte de su madre.
Cuando tenía dos años de edad sus padres se mudan a Staten Island, Estados Unidos, donde se residencian y nacen sus otros hermanos. Buck se hizo famoso con el apellido de su madre “Canel”, y así se inició en el periodismo con el “Diario de La Marina”, La Habana, Cuba.
También fue director de la sección internacional de la National Broadcasting Corporation (NBC), New York, corresponsal de The Associated Press, corresponsal de guerra de Agence France Presse, fundador de la “Cabalgata Deportiva Gillette” para béisbol y boxeo, narrando su primera Serie Mundial en 1936, de las 42 que cubrió. Miembro de la Asociación de Escritores de Béisbol de Estados Unidos.
Además, fue la Voz en español del presidente americano Franklyn Delano Roosevelt.
Buck fue un verdadero comunicador, poseedor de una potente voz y era muy alegre en sus narraciones, solía usar esta famosa frase en los momentos más culminantes del juego “No se vayan que esto se pone bueno”.
Buck falleció el 7 de Abril de 1980 en Croton on Hudson, Nueva York.

Salón de la Fama
Latinos en Cooperston: Roberto Clemente, Martín Dihigo (sin haber jugado en la Gran Carpa); Juan Marichal, Luis Aparicio, Rod Carew, Orlando Cepeda, Tony Pérez y los narradores Jaime Jarrín, Rafael “Felo” Ramírez... y Buck Canel.
 
  Versión para
Imprimir
    Enviar Noticia
a un Amigo

Copyright © 2006-2014 Todos los Derechos Reservados
InfoCajeme
www.infocajeme.com

 

Política de Privacidad    InfoCajeme tu Página de Inicio    Agregar a Favoritos