Máx. 30° Min 15°
Domingo 18 de Feb de 2018

Cinco en la mira

Alejandro Mungarro Daniels
Domingo 11 de Febrero de 2018

El plazo se cumplió, llego la fecha y hay fechas fatales: 07 de febrero del 2018 .

De principio eran muchos, como en la canción de los diez perritos:

Uno se fue a la Cámara y ya nomas quedaron nueve. Y así por un motivo u otro se fueron yendo de uno en uno hasta que quedaron dos., es de imaginarse, al grupo restante y Como en el cuento de Juan Rulfo haciendo todos elucubraciones: “Hace rato éramos cuatro, pero se han ido desperdigando hasta quedar estos que somos”.

Así ellos de poco a poco se fueron haciendo menos. En estos andares, los caminos suelen ser largos y cargado de dificultades, se necesita tener fortaleza para desandarlos, en el entendido de que fortaleza es ser fuerte en varios aspectos, incluyendo el económico.

En la lista estaba Abel, Juan, Brenda, Denisse, Kiki, Omar, Marcelo. Anabel,, Armando, todos y cada uno de ellos con las alforjas cargadas de esperanzas.

Algunos con menos esperanzas que otros, pero ya apuntados por alguna razón en la lista pudieron haber dicho:” Tu qué vas allá arriba, dime si no oyes alguna señal de algo, si vez alguna luz en alguna parte”.

La señales algunas veces no se ven, son intangibles, son difícil de descifrarlas, se necesita tener experiencia, saber, tener mañas, por eso quienes no las agarran corren el riesgo de terminar con su sueños.

Una se fue al senado y nomas quedaron nueve.

Así pues se hicieron pocos.

Ahora, en la mira solo hay dos, es decir hablando exclusivamente de lo que se refiere al PRI. En la mira primeramente de quien tendrán que elegir a uno para la pelea grande. Ellos por lo pronto se enfrentaran con sus ideas, propuestas y métodos de convencimientos hacia la ciudadanía.

Sin embargo al parecer hoy, navegan en aguas revueltas y ellos se tendrán que poner a pruebas con todas sus dosis posibles de tolerancia y echar mano a todos los recursos de paciencia.

Los dos son de proyectos, de proyectos de grupo, como tienen que ser, porque por si solos dicen los que saben de esto, no se logra nada. Pero en base a esos proyectos tendrán que definir su visión de futuro en el que el beneficiario sea la población en masa. Pero ante todo se tiene que dar lugar a ser ellos mismos, definirse por si solos, reaccionando sus propios reflejos.

Alguien pudiera decir que esto es producto de los nuevos tiempos, pero las pasiones políticas son tan viejas como Matusaleno y de querer darse cuenta de ello basta voltear hacia atrás para garrar alguna experiencia.

Cajeme, relativamente es nuevo pero tiene viejas enseñanzas. Por ejemplo, “el Buqui Contreras” debió haberse salido del PRI, porque se sintió de este relegado, busco nuevos horizontes y los encontró.

En la historia reciente al “Chuy” le pasó igual y el hizo lo mismo, se fue en busca de nuevos horizontes y también los encontró.

Al “Pancho” le ocurrió lo mismo.

Todos ellos vieron esto de la política con filosofía.

Dicen que uno de ellos respondió en una ocasión a la pregunta de cómo le había ido y su sabia respuesta fue esta: Me fue mal, pero me fue bien porque me pudo haber ido peor.

En los andares de la política se aprenden grandes cosas.

Hay otros actores de la política que se quedan y son estoicos, se crecen ante el sufrimiento, en espera de que la rueda vuelva a pasar y puedan subirse a ella.

Así pues en lo que se refiere al PRI hay dos en la mira, que en el mundo de las posibilidades pudiera ser el nuevo alcalde de Cajeme.

Las comparaciones son odiosas, dicen muchos. Pero para poder elegir se tiene que comparar.

También en la política hay muchas frases viejas, que siempre las reciclan.

Una de ellas dice: Los jóvenes son el presente pero también son el futuro, entonces se tiene que dar oportunidad a los jóvenes.

En Cajeme ya hubo un joven que fue Alcalde a los 25 años, cuando Cajeme vivía momentos de cambios, de formación, de transformación.

Ese joven se llamó Matías Méndez Limón y el ser joven no le impidió ser un verdadero líder y un buen gobernante y también fue parte de un grupo, de un proyecto, en ese grupo lo formaban, Jacinto López, Vicente Padilla, Alejandro Méndez Limón, Manuel R. Bobadilla, Aureliano “El Negro” V. García, Cosme Lara, Pascual Ayón, Bernabé Arana, Maximiliano R, Lopez,entre otros. Matías se dejó guiar por ellos, el a la cabeza rompió esquemas, enfrentándose al poder económico y político de aquel tiempo, representado por Rodolfo Elías Calles.

A lo largo de diez años todos ellos fueron cartitas trabajosas, casi indomables e impusieron a veces sus razones y su voluntad en nombre de la ciudadanía y volvieron a ocupar la presidencia esta vez en la persona de Don Vicente Padilla, quizá el mejor gobernante que haya tenido Cajeme, la historia así lo describe.

De esos dos que hoy hay en la mira tendrá que quedar uno al que se sumaran a lo mucho otros cuatro, si salen otros, no cuentan. Entonces serán cinco, cinco en la mira.

Otra vez, parafraseando a Juan Rulfo:

“_Mira a ver si ya ves algo. O si oyes algo. Tú que puedes hacerlo desde allá arriba, yo me siento sordo".

 
  Versión para
Imprimir
    Enviar Noticia
a un Amigo
Políica de Privacidad    Copyright © 2006-2018 InfoCajeme.com. Todos los Derechos Reservados.