Máx. 40° Min 26°
Jueves 17 de Ago de 2017

Operador que se duerme... le pasan por encima

Aureliano Rincón
Jueves 10 de Agosto de 2017

Y sin embargo, pese a las resistencias oficiales, el Cabildo de Cajeme se mueve aunque sea por descuido gubernamental… 

Algo atípico ocurrió en la más reciente sesión cuando se abordaban los asuntos generales. 

Como un acto de magia, la línea desapareció entre la bancada de los priistas, quienes ante la inoperancia del secretario Armando Alcalá, contribuyeron “sin querer queriendo”, a la aprobación de un exhorto a la Secretaría de Gobernación para que en Cajeme se active la alerta de género.

Previamente el alcalde Faustino Félix Chávez protagonizó un debate con Gabriela Martínez Espinoza, quien hizo la petición a lo que el munícipe le respondió que la alerta ya había sido hecha por la Red Feminista de Cajeme.

La regidora de Morena se sostuvo en su punto, pues hace días la SeGob negó la declaratoria de alerta de género a Cajeme y alegó que había que insistirle a la dependencia, más allá de defender la imagen de un gobierno federal o estatal.

El alcalde reviró que no había tal negativa sino que no procedía porque se reconoció que había acciones de protección a la mujer, pero que en 6 meses habría otra evaluación. 

Sin embargo, los argumentos no convencieron a Martínez Espinoza, quien pidió la votación porque estaba en su derecho y al alcalde no le quedó más que proceder, pero antes, a la petición se sumó la panista Reyna Ramírez Corral.

Se vino la votación y con ello las sorpresas en la bancada del PRI, pues ante la confusión por la línea que no llegó o no se entendió, como en contadas ocasiones, el voto priista se dividió: unos votaron en contra, otros se abstuvieron y varios apoyaron la solicitud opositora de la que minutos antes se burlaron.

Aprobado por mayoría, expresó un sorprendido Presidente Municipal, mientras a unos metros, miembros de la Red Feministas aplaudían la decisión avalada por Morena, PAN, Movimiento Ciudadano y regidores priistas, principalmente féminas.

Concluida la sesión, el secretario Armando Alcalá minimizó la situación ocurrida entre los priistas, pues en “Cabildo no hay línea, fue un voto de conciencia”, esgrimió mientras se retiraba atiborrado de documentos.

“Nomás le faltó decir que no era penal”, expuso con sorna un testigo a la declaración de antología del fallido operador político. O de plano traía la cabeza en Saltillo, Coahuila, donde participaría en la mesa de Declaración de Principios rumbo a la asamblea nacional del PRI, a la que evidentemente no pudo asistir.                        

 

 

 
  Versión para
Imprimir
    Enviar Noticia
a un Amigo
Políica de Privacidad    Copyright © 2006-2017 InfoCajeme.com. Todos los Derechos Reservados.