Máx. 37° Min 20°
Lunes 20 de Nov de 2017
Nelson Barrera, el número 1 en México, seguido de cerca por Espino.

¡Alto Poder!

Héctor Barrios Fernández
Domingo 16 de Julio de 2017

Al paso de los tiempos, muchos han alcanzado las bardas, esos jugadores tuvieron poder, simple y llanamente. Y tuvieron mucho.

En los 1920s fue Babe Ruth.

Ruth fue el bateador de poder original. En sus 22 años de carrera, todo lo que él hizo en Boston y New York, el Bambino acumuló .690 de porcentaje en slugging, que es uno de los departamentos principales con los cuales se mide la calidad de un bateador de poder. Tuvo el record de 714 cuadrangulares hasta que Hank Aaron lo rompió en 1974. Ruth conectó más de 40 home runs en 11 temporadas diferentes y primero rompió la marca de cuadrangulares (27) en una sola campaña, la cual permaneció por 35 años, para batir esa marca él conectó 29 en 1919. Después batió su propio record en tres ocasiones. Su marca de 60 home runs en 1927 permaneció hasta que el Yankee Roger Maris bateó 61 en 1961. Puesto que Ruth fue un poco rechoncho en su niñez y juventud, probablemente fue buena idea que él se mantuviera corriendo alrededor de las bases.

 
En los 1930s, fue Lou Gehrig.

Él no fue llamado el “caballo de hierro” nomás porque sí.

No solamente jugó en 2 130 juegos seguidos para los Yankees de New York de junio de 1925 hasta abril de 1939, sino que el primera base también lideró dos veces a la Liga Americana en el departamento de slugging y cinco veces en carreras producidas. Se retiró en 1939 porque sufría de “esclerosis lateral  amiotrófica, la cual afecta a una persona en su habilidad de movimiento por atacar su sistema nervioso. Murió dos años después de su retiro, debido a la enfermedad que ahora lleva su nombre, “enfermedad de Lou Gehrig.”

En los 1940s, fueron Jimmie Foxx y Ted Williams.

Foxx construyó su fuerza trabajando en la granja de su padre en Maryland, donde él creció sobresaliendo en béisbol, además en pruebas de pista, en soccer, vólibol y básquetbol. Jugó su primer juego en Ligas Mayores cuando tenía solamente 17 años de edad y ganó el primero de sus tres títulos de Jugador más Valioso a la edad de 24 años. Fue apodado “La Bestia” porque podía conectar la pelota con mucha fuerza y enviarla muy lejos.

Lefty Gomez, miembro del Salón de la Fama del Béisbol, bromeaba acerca de Foxx, declarando que, “cuando Neil Armstrong puso por primera vez su pie en la luna, él y todos los científicos, estaban perplejos por un objeto blanco no identificado.” Él supo inmediatamente lo que era. Era una pelota que Jimmy Foxx le conectó de cuadrangular en 1937.

Ted Williams, apodado “The Kid,” fue conocido por tener una visión más que perfecta. (Su visión según los oftalmólogos era de 20/10, la cual es aún más aguda que 20/20.) Eso ayudó al jardinero izquierdo de Boston a ganar seis títulos de bateo en la Liga Americana en sus 19 años de carrera. Ted Williams está solamente atrás de Babe Ruth en porcentaje de slugging. También fue el más reciente bateador en sobrepasar los .400 de porcentaje de bateo en las Grandes Ligas.

 

En los 1950s fue Willie Mays.

El apodado “Say Hey Kid” fue uno de los más dinámicos y talentosos jugadores que el juego jamás ha visto. En el jardín central, él fue fuerte, veloz y tuvo un gran brazo. Podía también golpear la pelota y mandarla al mismito infierno, una prueba fueron sus 660 cuadrangulares (es el cuarto con más en la lista de todos los tiempos) y .557 de porcentaje de slugging en su carrera.

Fue nombrado al juego de estrellas 19 veces seguidas, comenzando en 1954, cuando regresó de servir en el ejército durante la guerra de Corea.

 

Hank Aaron brilló en los 1960s.

Su apodo te dice todo lo que necesitas saber.

“El Martillador Hank” entró a la temporada de 1974 con los Bravos de Atlanta con 714 cuadrangulares, empatado con Babe Ruth como los líderes de todos los tiempos.

Desafortunadamente, algunas personas estaban enojadas de que Aaron, un jugador afroamericano, pudiera romper el record de Ruth.

El zurdo de los Dodgers de Los Angeles, Al Downing, caminó a Aaron en cinco lanzamientos en el segundo inning ese día. Enfrentando de nuevo a Downing en el cuarto inning del mismo juego, Aaron envió la pelota hasta el calentadero del jardín izquierdo y los fuegos artificiales llenaron el cielo. Hank finalizó su carrera con 755 home runs.

A Mike Schmidt entre otros, le tocó brillar en los 1980s.

Cuando Schmidt se retiró, es cierto que tenía 1883 ponches recibidos, tercero en la historia de las Grandes Ligas.

Pero las cosas no siempre fueron tan negativas para él. Por otra parte Mike pegó 548 batazos de cuatro esquinas. Solamente el mismo Babe Ruth ganó más títulos de cuadrangulares que Mike Schmidt, quien fue líder de la Liga Nacional en ocho ocasiones. Sus 48 home runs en 1980 fueron la mayor cantidad para un tercera base hasta ese tiempo.

 
La década de los 1990s, fue para Ken Griffey Jr.

Su famoso papá no bateó con tanto poder en sus mejores días en las Grandes Ligas. ¿Pero el Junior? Él le pegó a la pelota con más poder que cualquier otro pelotero en la Liga Americana durante cuatro años. Conectó 56 cuadrangulares en dos años seguidos, en 1997 y 1998. Ganó siete “bats de plata” y también 10 “guantes de oro” por su trabajo en el jardín central.

Los 2000s, entre otros peloteros, sobresalió Albert Pujols

Quedó muy claro cuando fue nombrado Novato del Año de la Liga Nacional en el 2001 que Albert Pujols estaba destinado a ser uno de los grandes bateadores de poder. Después de todo, él había bateado un Grand Slam en su primer juego como jugador colegial. Fue líder en la Liga Nacional en porcentaje de slugging tres veces, en home runs dos veces, ganó tres veces el nombramiento de jugador más valioso de la Liga Nacional y ayudó a los Cardenales de San Luis a ganar dos títulos de Serie Mundial y aún no se retira.

Del 2010 en adelante entre los más sobresalientes, está Miguel Cabrera.

Puedes llamarlo “El Rey Cabrera” porque él usa una corona. Una triple corona. En el 2012, él se convirtió en el primer ganador de la triple corona de bateo en 45 años, esto significó que ganó el título de bato, cuadrangulares y carreras producidas, (casi nada).

Ha participado en 11 juegos de estrellas y ha ganado 4 veces el título de bateo, ha alcanzado los 30 home runs en 10 temporadas de la 14 completas que lleva en su ilustre carrera en Ligas Mayores.

También ha ganado en dos ocasiones el título de carreras producidas, en dos el de slugging y el de hits dobles también dos veces. Eso es solamente una muestra. Y contando.

 

Basado en el libro para niños: BASEBALL THEN TO WOW!

El cual le recomiendo ampliamente aunque no sea niño.

Lo edita Sport Ilustrated y cosa de que le pierda el amor a 19.95 Dlls.

 
  Versión para
Imprimir
    Enviar Noticia
a un Amigo
Políica de Privacidad    Copyright © 2006-2017 InfoCajeme.com. Todos los Derechos Reservados.